30 jun. 2011

Agobio

El fin de semana pasado fui con mi pareja a visitar a unos amigos que viven en la playa.
El plan era ir a la playa... o a la piscina.

Me "olvidé" el bañador en casa... pero me "obligaron" a comprar uno.

Al final haciéndome la desganada conseguí que no fuéramos.

Me encanta la playa... bueno, me encanta ser como una niña pequeña en la playa, poner las toallas, jugar con la arena, enterrarme los pies, hacer castillos, cavar... pero no me gusta tener que hacerlo en bikini ni con poca ropa.

Si viviera cerca de la playa creo que me gustaría ir en primavera y otoño, cuando no hace falta estar en bañador rodeada de tias que están buenisimas o PEOR, de tias que están gordas, o con una celulitis de espanto pero que son mucho más felices que yo y saben disfrutar de su cuerpo.

Tengo un rollo dandome vueltas en la cabeza... si al final lo hago ya lo contaré -.-'

2 comentarios:

Anónimo dijo...

A estas alturas con la de burradas que acabo de leer ya deber haber muerto, so animal. R.I.P.

Giselle dijo...

Pues sigo por aqui dando por saco :)