13 abr. 2014

Me doy cuenta, no soy gilipollas.

Algo que "me encanta" es cuando tú le dices a tus amigos que vas a bajar 20 kilos y te dicen cosas como:


Yo no te veo tan gorda pero si tu piensas que lo necesitas...


Y me descojono mentalmente, en serio. Porque esa respuesta es como decir:


Pues mira hija si que deberías bajar de peso, no sé si 20 kilos pero unos cuantos seguro porque estás gorda.


Pero la gente no tiene cojones de decir estas cosas, porque no es correcto decirlo. Pues si fuéramos más sinceros al respecto y menos pusilánimes a lo mejor no habría tanta obesidad ni tanta gente descontenta con su cuerpo por que los demás te avisarían de cuando "te estás pasando" y no llegarías a necesitar perder 20 kilos.


Después de frasecita intentan convencerte de que fijo no necesitas perder tanto peso. Estoy convencida de que eso es porque piensan: si esta chica quiere perder 20 yo debería perder 10 por lo menos y paso absolutamente de hacerlo.


Y a mi me parece fantástico que la gente no pierda peso, en serio, me dan absolutamente igual, mientras ellos sean felices que hagan lo que les de la gana.


Pero ¿sabéis cuando me doy cuenta de todo esto y de que me están engañando cuando me dicen que no necesito perder tanto peso?


Cuando quedamos a cenar y mientras todos se zampan su kebab o su durum con patatas fritas y coca cola yo me bebo 2 vasos de agua y a nadie le importa el hecho como para ofrecerme algo.


Sabes que estás gorda y que ellos piensan que estás gorda y aceptan que hagas lo que sea para perder de peso cuando pasa algo así. Que no me cuenten historias de "no estás tan gorda", "no necesitas perder 20 kilos" ni mierdas de esas cuando luego tienen esta actitud, que no he nacido ayer.


Me doy cuenta perfectamente de que estoy como una vaca, no soy gilipollas, gracias.



No hay comentarios: